Dos caras - 9 de agosto de 2021:

Cualquiera que haya luchado alguna vez con un envoltorio que parece haber sido diseñado para ser lo más difícil posible de abrir debe tener en cuenta que, por muy difícil que sea la tarea, es mucho más difícil si se es discapacitado. Desde la caja de cartón más sencilla hasta el sistema más complejo de varias capas, los envases suelen estar diseñados en función del producto y no de la persona, lo que puede hacer la vida mucho más difícil a quienes tienen una discapacidad.

Pero las empresas y las marcas están empezando a darse cuenta de que los envases deben diseñarse para todo el mundo, independientemente de la discapacidad, y que un buen envase puede servir también como vehículo de inclusión, personalización y conexión social. "Con los envases accesibles, se quiere dar al cliente opciones y diseñar tantas rutas como sea posible", dice Kevin Marshall, Director Creativo de Diseño de Microsoft. "Los usuarios deben interactuar con el producto en sus propios términos".

Haga clic en AQUÍ para leer el artículo completo.