Use this contact form if you have any suggestions or questions for us. You’re also welcome to sign-up for our Pro Carton news here. * indica los campos obligatorios
Sostenibilidad

Uso de la energía

Líder en energías renovables

El 56% de la energía primaria usada en la industria de la pulpa, el papel y el cartón está basada en la biomasa, y son la madera y derivados los que proporcionan energía renovable en forma de electricidad y vapor para el proceso de fabricación.

La industria es el mayor productor y consumidor de energía basada en la biomasa, un 20% del total de la EU, lo que le permite evitar el uso de fuentes de energía no renovables como los combustibles fósiles, petróleo, carbón o gas. Esto significa también que la industria es eficiente con el carbono. Las emisiones de CO2 fósil por tonelada se han reducido un 43% con respecto a 1990.

Más del 90% de las fábricas de cartón europeas han instalado plantas combinadas de calor y energía (CHP), basadas sobre todo en la biomasa y el gas natural. Los aserraderos aprovechan tanto la energía como el calor que producen: el 95% de la energía se usa en las fábricas de pulpa y de papel. Combinar la producción de electricidad y calor ahorra el consumo de carburante. Según la Confederación Europea de la Industria del Papel, el consumo de energía de las fábricas ha caído un 4,7% desde 2011. Se ha logrado entre el 30 y el 35% de ahorro, comparado con la producción separada de electricidad (comprada de la red nacional) y la producción de calor (valor) en calderas separadas in situ.

 

La biomasa: ¿producir papel y cartón o energía?

A primera vista la solución más fácil para hacer frente a la demanda es quemar madera para así generar energía para la red nacional. Pero este método no es eficiente ni sostenible, porque conduce a presionar a los bosques y generar costes más elevados. Que la industria del papel y del cartón use la madera como materia prima multiplica su valor por cuatro y conserva seis veces más puestos de trabajo que el sector energético si quemara la madera.

Además, si la materia de la industria del papel y del cartón se derivara, de forma significativa, hacia la conversión energética, esto tendría un efecto adverso en la capacidad de reciclaje de la industria, que depende de la entrada de fibras vírgenes para mantenerse fuerte.

Promocionar el uso de la madera como materia prima para fabricar productos, alentar el reciclado de los productos usados y recuperar la energía cuando el reciclado ha dejado de ser viable son tres importantes contribuciones a la sostenibilidad.