Use this contact form if you have any suggestions or questions for us. You’re also welcome to sign-up for our Pro Carton news here. * indica los campos obligatorios
Eficiencia de los recursos

Recursos naturales renovables

Facts-about-Forests-v2

 

El recurso inicial para la industria del embalaje y envases de cartón son los bosques

En Europa, aproximadamente el 42% de las tierras están cubiertas de bosques. Europa cuenta con más de 16 millones de propietarios forestales privados, y menos de un 4% de los bosques de Europa están en manos de empresas de papel europeas. Los bosques más grandes están en Finlandia y Suecia, donde representan el 72% y casi el 66% de la superficie, respectivamente.

La gran mayoría de la madera utilizada en la industria del papel y cartón europea proviene de los bosques de Europa. El resto, proviene en su mayor parte de Rusia. Los bosques europeos son los bastante grandes para proporcionar toda la fibra que se necesita de una manera sostenible.

La superficie forestan en Europa va en aumento y no en descenso. Todos los años el crecimiento de nuevos árboles supera la madera extraída en un área equivalente a 1,5 millones de campos de futbol. De 2005 a 2010, los bosques europeos han crecido 512.000 hectáreas. En la actualidad, la superficie de bosque es un 30% mayor que en la década de 1950.

Las selvas tropicales no se destruyen por producir papel y cartón.

La industria del papel y del cartón no usa madera procedente de los bosques tropicales, por no ser técnicamente adecuada. Pero la verdadera amenaza para las selvas tropicales proviene de la necesidad de tierras despejadas. Todos los años, en los rincones menos desarrollados del planeta, aproximadamente 12 millones de hectáreas de bosque se talan con fines agrícolas y para generar combustible.

Los principales proveedores de fibra de madera para fabricar cartón son los bosques de Suecia, Finlandia, Francia, Alemania y Polonia. Según un estudio reciente realizado por el Instituto de Investigación Ambiental de Suecia (IVL) estos bosques son gestionados de forma sostenible.

 

¿La superficie forestal europea se gestiona de manera sostenible?

Según el Acuerdo Europeo firmado en Helsinki en 1993, la gestión forestal sostenible es “la administración y uso de los bosques y tierras forestales de un modo, y a un ritmo, que mantenga su biodiversidad y su potencial para cumplir, ahora y en el futuro con las funciones pertinentes en materia social, económica y ecológica a nivel global, nacional y local, y que no cause daños a otros ecosistemas”.

De acuerdo con está definición, los bosques europeos utilizados por la industria del papel y del cartón son sostenibles. No solo son un recurso renovable, sino que cada año el crecimiento de nuevos árboles supera a la madera extraída en un área equivalente a 1,5 millones de campos de futbol. Los bosques ofrecen un hábitat natural a un enorme número de animales y especies de plantas diferentes, que conservan esta biodiversidad y hacen una contribución significativa al mantenimiento de banco de genes mundial.

 

Gestión forestal sostenible

La industria forestal europea ha aceptado los principios del desarrollo sostenible y las prácticas de gestión sostenible de los bosques. Esto implica:

Leyes y acuerdos vinculantes

  • Leyes y reglamentos nacionales.
  • La legislación de la UE.
  • Los acuerdos internacionales como la Convención sobre la Diversidad Biológica.

Acciones voluntarias

  • Las políticas de empresa que exceden los requisitos legales
  • La certificación forestal

Objetivos de gestión propios de los propietarios forestales

  • Las prácticas pueden variar en diferentes regiones o países y bajo diferentes condiciones.

 

Los propietarios forestales pueden demostrar que sus bosques se gestionan de forma sostenible

Los propietarios forestales que deseen demostrar que su práctica de gestión forestal cumple con la norma estándar pueden solicitar a terceros una auditoria independiente que evalúe su actuación.

De las evaluaciones de “certificación forestal” que se utilizan actualmente, destacan dos:

  • El plan PRFC (Programa de Reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal).
  • El plan FSC (Consejo de Administración Forestal).

Aunque hay un solapamiento en los tipos de bosques certificados por estos dos planes, el programa de la FDC se aplica mayoritariamente a extensas zonas forestales que son propiedad estatal y de la industria forestal, mientras que el programa PEFC se emplea sobre todo para la certificación de bosques más pequeños propiedad de familias o particulares.

Para más información sobre los requisitos y los programas de acreditación del PRFC y FSC, viste sus sitio web en:
www.fsc.org
www.pefc.org

 

Puntos clave sobre la certificación de la gestión forestal

  • Verifica que el manejo del bosque se ha hecho conforme al grupo definido de normas de actuación.
  • La certificación forestal puede incluir desde el manejo del bosque, el manejo de las plantaciones y, en el futuro, la energía de la biomasa.
  • Los estándares de manejo del bosque son específicos para cada país, por lo que los requisitos no son idénticos globalmente, lo que hace que algunos programas resulten más atractivos que otros para los propietarios de bosques.
  • Proporciona un logo que comunica el manejo gestión sostenible del bosque.

Los datos recogidos por la Confederación Europea de la Industrial del Papel en 2013 pusieron de manifiesto que:

El 99,9% de las áreas forestales de propiedad o arrendadas en Europa cuentan con certificados de manejo forestal emitidos por fuentes independientes de certificación forestal (en 2008, era el 82%). El 64,6% de la madera en rollo, virutas de madera y serrín entregados a las empresas papeleras en Europa provienen de fuentes certificadas de manejo forestal (en 2008 era el 56%).

 

Cadena de custodia: rastrear el origen de la materia prima en cada fase del proceso de producción

Para demostrar que la madera procede de un bosque certificado, los fabricantes y minoristas de los productos producidos en ese bosque necesitan un certificado de la “cadena de custodia”.

La certificación de la cadena de custodia la verifica un tercero y solo cuando se ha verificado toda la cadena de suministro se pueden vender los productos finales con una etiqueta y la ratificación sobre la documentación adjunta.

Para los productos forestales como los envases de cartón, la certificación de la cadena de custodia significa verificar que la madera utilizada en cada fase del proceso de producción proviene de un bosque certificado como sostenible. Solo tendrá validez si se comprueba cada paso de la cadena de suministro

Para los fabricantes y los minoristas el valor del certificado está en poder demostrar con una etiqueta que el envase de cartón procede de un bosque gestionado de manera sostenible y beneficiarse de la compra que realicen los consumidores conscientes de los beneficios ambientales.